viernes, 2 de agosto de 2013

Hora de pensar

Menuda depresión. Tras entrar hoy en el blog me he dado cuenta de que las visitas han bajado mucho. Sé que en parte es nuestra culpa, mía por ponerle menos ganas de lo que estáis acostumbrados y de Alba por el hecho de que no tiene posibilidad de entrar en el blog y no tiene más remedio que dejarlo algo "abandonado".
Tras dejar atrás lo de escribir por medio de mi móvil me he dado cuenta de lo mucho que necesitaba volver a teclear en un teclado de verdad y oír ese ruidito tan especial que hacen las teclas al sonar.
Me siento algo culpable por el tema de las visitas. No me gustaría nada que el blog se fuera a pique por mí culpa, pero por otro lado, y aunque suene a excusa de tontos, me falta inspiración, y mucha.
Sé que en está semana he escrito algunas entradas buenas, pero faltan muchas.
El tema de "las novelas prometidas" parece que nunca llega, y nos hemos saltado muchas noticias de actualidad.
Confiad un poco y veréis que salís recompensados. Quizá ya no tengamos ese subidón que teníamos al principio, pero sin duda, sabemos cómo escribir, y estamos seguras de que no os defraudaremos, ni vosotros a nosotras.
Paula