sábado, 23 de febrero de 2013

No sonrías que me enamoro

Intenté resistirme a los libros de Francisco de Paula una y otra vez.

Empezó la revolución de este escritor, más conocido como Blue Jean, cuando escribió "Canciones para Paula", y lleno las redes sociales de fans.

Curiosamente, yo, Paula, no soy fan de su primera trilogía.

Pero más tarde, sacó "Buenos días, princesa", la primera parte de "No sonrías que me enamoro", con la que cautivó todavía a más gente.

Yo, sin haberme leído la primera parte, encontré "No sonrías que me enamoro" en una mesa de la biblioteca.

-Te gusta mucho ese libro, eh...

-No...no te creas...

-¡Pero si no lo sueltas!

-Bah..es solo...para ver de qué va.

-Creo que cuando llegas a la página 100 ya te haces a la idea.

En definitiva, el libro me enganchó. Tan solo lo comencé a leer porque me pareció que su título era un frase muy bonita, pero es un libro que se hace muy fácil de leer, y que cuenta historias que te hacen aprender del amor. A pesar de su imágen "cursi", no lo es tanto, es simplemente, la historia de un grupo de amigos, en la que el amor es un papel significativo, pero no el protagonista. Yo, que soy muy poco de novelas de amor, lo he soportado, y es más, creo que me ha encantado. No hace falta ser una "enamorada del amor" para enamorarse de este libro, aunque si es verdad que quien sepa lo que es el amor, lo entenderá mejor.