viernes, 11 de enero de 2013

Cómo dejar de morderse las uñas

A mí me está costando, lo reconozco, pero con el "Esmalte Amargo de Malava" es bastante más fácil.
Es una hábito muy común en todo tipo de prsonas, pero suele surgir en épocas de estrés. Una vez consigues el hábito, es muy difícil de dejar, e incluso hay gente que ni se entera de que se está mordiendo las uñas.
Con este esmalte, a base de el mal sabor, fuerte y algo picate, no solo consigues no mordértelas, actua como un acto de "No se hace" y además lleva componentes para la  relajación.
Es muy efectivo, os lo`puedo asegurar, porque mi caso era mu extremo, teníalas uñas mordidísimas, y con esto, van poco a poco recuperando su forma natural.